5 mitos sobre las personas bisexuales

mitos bisexualidad

Las personas bisexuales van ganando visibilidad dentro de nuestro colectivo, pero todavía queda mucho por aprender. Sobre todo, en lo que se trata de los mitos más habituales que deben derribar y que ahora repasamos.

1. Es solo una fase.

En algunos casos puede serlo en un proceso de transición hacia una orientación homosexual, pero no tiene necesariamente que ser una fase. Y no debes confundirlo con la curiosidad o con una prueba durante los años de universidad. Simplemente, para las personas bisexuales pesa más la atracción física y emocional que el género.

2. Las personas bi son gays y lesbianas que todavía no salen del todo del armario.

¿De verdad estamos teniendo esta discusión? No, la bisexualidad es una orientación real. Que algunas personas no la entiendan, no significa que no exista.

3. ¿Pero tú eres bisexual, bisexual?

No existe un modelo perfecto de bisexualidad. De hecho, puede gustarte un género específico durante un largo período de tiempo o te pueden gustar los dos durante toda tu vida. Incluso más, puedes preocuparte por el género de tu pareja o no. Nada de eso nos hace más o menos bisexuales. El punto es que el género no es un componente de la ecuación que sea importante para nosotros.

4. Las personas bisexuales te pondrán los cuernos más fácilmente y son más promiscuas.

Este mito no tiene ni pies ni cabeza. No será cuestión de ser gay, bi o hetero. Simplemente, hay gente que te pondrá los cuernos y hay gente que no lo hará. Pero la bisexualidad no tiene nada que ver en este asunto. De hecho, ningún estudio ha encontrado una relación directa entre la posible “amplitud de nuestras posibilidades” para ligar con la promiscuidad de la que se nos acusa.

5. Las mujeres bisexuales buscan sexo, mientras las lesbianas buscan amor.

kristen stewart smile GIF-downsized

En fin, qué podemos decir… ¡Todavía nos estamos riendo! Los seres humanos, en una gran mayoría, buscamos ambas cosas: a veces por separado, a veces de forma simultánea. Pero una idea tan ridícula como esta no debería ni siquiera plantearse, sobre todo porque a lo largo de nuestra vida nuestros objetivos en cuanto a parejas y romance va cambiando. ¡Evita las generalizaciones y piensa que ya seas gay, hetero, lesbiana o bi, más o menos todxs buscamos lo mismo!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*