Y vivieron felices…

Así terminan muchos de los cuentos de hadas de nuestra infancia. Historias como La Bella Durmiente del Bosque o Blancanieves y los 7 enanitos que nos emocionaron y nos introdujeron en el mundo de la magia y la fantasía. Sin embargo, no podemos obviar que, como en el caso de las dos princesas anteriores, las peripecias de La Cenicienta o las de otras muchas repiten siempre el mismo patrón, fiel reflejo de los cánones sociales de la época en la que sus historias, aderezadas habitualmente con los engaños y maltratos de crueles brujas y madrastras, veían la luz: una princesa desvalida suspira por encontrar al príncipe azul que la libere de su cautiverio.

Vivimos tiempos modernos. La sociedad ha ido cambiando con el paso de los años. Ahora hay princesas guerreras, mujeres valientes, empoderadas, hechas a sí mismas, que arrebatan el protagonismo a los personajes masculinos y que causan sensación: Brave, Rapunzel o la Princesa Elsa, de Frozen (la gallina de los huevos de oro actual de la factoría Disney) son sus máximos exponentes actualmente. Y, en un mundo en el que se rumorea que Elsa, presuntamente, podría presentarnos a su novia en su próxima película (basándonos siempre, repetimos, en un clamor popular y fuentes no oficiales), que se estrenará en noviembre, convirtiéndose así en adalid de la diversidad entre los niñxs, los cuentos diversos se han puesto de moda.

Hoy os traemos uno que está causando verdadero furor. Al principio pasó desapercibido, pero tal y como sucede con las grandes revoluciones el boca a boca cambió su destino provocando que, literalmente, arrase.

El cuento en cuestión se titula Prince & Knight (El príncipe y el caballero) y relata, por medio de preciosas ilustraciones y una emotiva narrativa la historia de amor entre un heredero al trono y un bravo soldado a lomos de un corcel. ¿Puede haber algo más romántico (salvo las películas de Meg Ryan, claro está)?

El autor, Daniel Haack, está orgulloso de su creación, porque inspira y crea referentes entre un sector del público donde escasean terriblemente: lxs niñxs. ¿Cuántxs hubiéramos deseado tener la imagen de alguien que sienta lo mismo que nosotrxs? ¿Alguien que nos mostrara que no hay nada malo en la diferencia o en la atracción amorosa que alberga nuestro corazón? Sin ir más lejos, Álvaro Zamarreño, el periodista, lo hubiera agradecido, como puede deducirse si leemos atentamente sus palabras y, creo sinceramente que si os mandara levantar la mano no podría terminar de contar nunca.

Pero Daniel, nuestro nuevo autor favorito, ha ido más allá, creando una segunda historia que continúa la primera: Maiden & Princess (La dama y la princesa), que a buen seguro será aún mejor que su predecesora y, lo que es más, tendrá un valor incalculable como ejemplo de integración, igualdad y visibilidad del colectivo. Y más nos gusta cuando nos enteramos, gracias a las redes sociales de Juan Arcones, que parte de los beneficios de las ventas de estos libros van en ayuda a GLAAD (Gay and Lesbian Alliance Against Defamation o, en español, Alianza Gay y Lésbica contra la difamación), que se dedica «a promover imágenes veraces y objetivas» de la comunidad LGBT+ en los medios de comunicación (prensa, TV, cine, etc.) «para eliminar la homofobia y la discriminación basada en la identidad de género y orientación sexual».

Desde It Gets Better España celebramos que existan libros así, valientes, como sus autores y los padres que los compran y lxs niñxs que los leen, que difunden valores que construyen una sociedad más justa y libre.

Por Alexander Sáez

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*