The best day of my life

THE-BEST-DAY-OF-MY-LIFE-2

Ayer, como It Gets Better España, tuvimos la suerte de asistir al preestreno de «The best day of my life«, el documental de Fernando González Molina coproducido por Sundance TV y El País. Es verdad que se ha hablado mucho de esta película en los últimos días, que cuenta la historia de 6 personas del colectivo LGTB+ de cuatro países diferentes, que se encuentran en Madrid para celebrar el World Pride de 2017. ¡Y no nos extraña que se hable de ella!

El film nos atrapó desde el principio con las historias de Geena, Abril, Timo, Ruth, Nick y Max. Dos chicas trans, una lesbiana y tres chicos gays protagonizan cada uno un viaje personal y físico para coincidir en una fiesta como el Orgullo, donde también vivieron una experiencia inolvidable. No solo por conocer y compartir esos días con personas tan distintas, sino porque vivieron la fiesta desde dentro, desde el corazón, gracias al rodaje de esta película.

Emotivo, dulce y muy bonito, el documental de González Molina está hecho con mucho mimo y cuidado para captar la esencia de cada protagonista. La transición muy avanzada de Geena y los primeros pasos de Abril, emocionaron al público y sacaron aplausos entre el público varias veces durante la proyección, en un cine Callao prácticamente lleno. Lo mismo consiguió Ruth, la chica de Uganda, que ha conocido el lado oscuro de la homofobia en un país como el suyo, y que se admiraba de cómo se vivía en Madrid una fiesta de este tipo, el colorido del barrio de Chueca y la naturalidad con la que pudo disfrutar de una semana de todos los eventos del World Pride.

Max y Nick, dos chicos rusos, también conocen lo duro de la represión contra la diversidad en su país. Pero luchan a diario, pese a las dificultades, para congregar a un grupo de personas LGTB+ y ofrecerles un espacio de activismo y de ocio seguro. Su valentía, así como la de Ruth, nos llegaron al corazón. Timo, un chico gay francés, nos mostró la cara de la doble diversidad: ser homosexual y sordo, no solo en la vida cotidiana, sino también en el ámbito deportivo.

La película está llena de momentos fantásticos: la madre de Abril, la despedida de la abuela de Geena, el amor de Nick y Max, la reconciliación de Ruth con su pasado… ¡Imposible olvidarlas! A partir de este viernes se podrá ver en las salas de cine. ¡No os lo perdáis!

Necesitamos más cine como este: diverso, respetuoso y lleno de amor. Es un canto al Orgullo, a Madrid y a la expresión de la diversidad. ¡Gracias por la invitación! Esperamos que el recorrido por festivales y salas sea un rotundo éxito.

(Fotos: El País y Sundance TV)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*