Por Javier Vallejo González

paquita salasPaquita Salas es una representante artística que no ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. El actor Brays Efe da vida a esta señora campechana a la que le gustan el Larios y los torreznos. La serie, cuya primera temporada consta de cinco capítulos y que ha sido comprada por Netflix, estrenará su segunda temporada este verano.

El acierto de esta serie es su sencillez y la simpatía que despierta el entrañable personaje de Paquita. Ella es una señora única, sencilla, directa y clara. Paquita es una buena persona y gusta por su maternal forma de ser, su buen humor y a la vez por su carácter. Alberto Jiménez es el autor de la rumba ¡Ay Paquita! que usa la serie como cabecera.

Su actriz más prometedora la abandona y Paquita se entera tarde porque el correo que recibe se le queda en “correo no deseado”. La serie, de tinte cómico, es un falso documental en el que se nombran actores, festivales de cine o series reales. También aparecen actrices reales haciendo de sí mismas como Macarena García. En el último capítulo aparece haciendo también de sí misma la influencer Dulceida.

En uno de los capítulos, Paquita viaja a su pueblo natal, Navarrete. Allí se encuentra con una vecina y su nieto con síndrome de Down quien dice llamarse Sonia y no Luis, disfrazado de “La sirenita”. Los “Javis” son capaces de reírse de sí mismos y de todos. Javier Calvo es mencionado como el chico de “Física o química” que no tuvo éxito como actor.

Paquita es una mujer fuerte y luchadora que pasa por un mal momento profesional, pero que no se rinde. PS Management, la agencia, es un local pequeño en el que el cuadro de Macarena García ocupa una pared en el primer episodio. Salas tiene una forma de expresarse que los “Javis” usan para hablar sobre prejuicios. Uno de sus actores tiene demasiada pluma para salir en El secreto de Puente Viejo a lo que ella comenta que maricones ha habido a lo largo de toda la Historia de la humanidad. También critican los estereotipos relacionados con la belleza femenina cuando una de sus actrices, entrada en carnes, es definida por Paquita Salas como una “puta gorda que es una estrella”.

Los “Javis” arrasaron con el musical La llamada en el teatro, con algunas de las actrices de “Paquita Salas” como Macarena García, quien ya no estará en la segunda temporada, o Belén Cuesta. Posteriormente triunfaron de forma discreta con esta webserie en la plataforma Flooxer, de Atresmedia, hasta que Netflix compró los derechos y anunciaron una segunda y tercera temporadas de cinco capítulos. La segunda está a punto de llegar y en ella también habrá cameos con gente conocida pero, sobre todo, habrá más de la genial Paquita.

Otro acierto ha sido el de la implicación del actor Brays Efe con el personaje usando Twitter de forma constante y original. Todos los que hemos conocido a Paquita no la olvidamos, porque este personaje es único. Su clásica forma de vestir o su ineptitud para adaptarse a la era digital, tras su éxito como representante en los años noventa, hacen de ella un personaje llegado para triunfar.  A través del humor, los directores demuestran sus dotes como guionistas y creadores de sueños; todos deberíamos tener alguno para tener algo por lo que luchar. A veces solo uno mismo sabe quién es y lo que puede aportar a este mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*