Star contra las fuerzas del mal y en favor de la diversidad

La verdad es que es curioso, pero nunca me había fijado hasta ahora en esta serie infantil de la factoría Disney. Pasaba desapercibida entre las muchas otras que veían mis sobrinos: La Patrulla Canina, Vampirina, Bingo y Rolly… Hasta que hace unos días saltó la noticia y entonces la observé más de cerca y descubrí que, Star Butterfly, la rebelde princesa del universo Mewni, heredera de la poderosísima varita mágica real, además de combatir monstruos de gran peligrosidad con valentía, habilidad y gracia, tiene entre las personas que le rodean un mundo multicolor que ayuda a visibilizar la vida y, más concretamente, al colectivo LGTBIQ+.

Todo comenzó hace 4 años, cuando se estrenaron los primeros capítulos. Por aquel entonces la serie firmada por Daron Nefcy ya apuntaba maneras y mostraba una gran inclusividad: no debemos olvidar que fue una de las primeras (si no la primera) en que aparecían parejas homosexuales besándose, originando un punto de inflexión que fue aplaudido por la crítica y la sociedad, porque ayudaba a normalizar los diversos tipos de amor en pos de la igualdad real.

Ahora han ido un paso más allá haciendo que Marco Díaz (adolescente latino mexicano-estadounidense), fiel compañero de aventuras de Star, utilice un vestido de princesa para liberar a un colegio de una terrible amenaza. ¿Qué problema hay en que cada cual utilice la ropa que quiera? El resto de las niñas no ven que haya ninguno cuando se dan cuenta de que era él quien llevaba puesto el vestido y así queda reflejado en el capítulo. Y es que así debe de ser.

Marco, además, suele utilizar maquillaje en alguno de los capítulos con total naturalidad: ¿No debería quien quisiera ser libre para resaltar su belleza sin temor a críticas y con total libertad?

Aparte de este gesto, hay muchos otros más que, por más pequeños pueden pasar más desapercibidos, pero no por ello dejan de ser menos importantes. Es de destacar, por ejemplo, el uso del icono de baños unisex inclusivos, para evitar la discriminación de las personas trans en uno de los capítulos en el que Marco visita los servicios de su restaurante preferido “Los Tacos de Britta”. O también la vuelta a escena de la hasta entonces desaparecida en combate y despechada Jackie Lynn (expareja sentimental de Marco, sustituida por Star Butterfly), pero acompañada de su nueva novia Chloe, revelando así su bisexualidad.

Desde It Gets Better España no podemos dejar de recomendaros esta serie. Puede que a primera vista resulte demasiado infantil, pero en realidad es divertida, tierna y muy revolucionaria. Tiene todo lo que os puede gustar: chicas valientes que luchan a puñetazo limpio contra horribles monstruos y peligros, estereotipos raciales que son hechos añicos y un enfoque muy natural de las relaciones entre personas que no hacen si no enseñarle al público infantil que hay muchos tipos de familia y que se debería ser libre para vivir como se quiera en la vida. ¡Ya se ha convertido en mi serie favorita para ver con mis sobrinos!

Por Alexander Sáez.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*